Patricio Fernández

El noticiero

Ganas de Conversar

Pedro Engel y la inclusión de la espiritualidad, el alma y el amor en la nueva Constitución: “Quiero ser optimista, y pensar que es el principio de una sanación colectiva”

Compartir:

Por Patricio Fernández

16 de abril de 2021 — Ganas de Conversar

El tarotista y escritor, fue el décimo noveno invitado a Ganas de Conversar, el programa liderado por el candidato constituyente por el distrito 11 Patricio Fernández. En el diálogo analizaron el Chile actual y los desafíos de la Convención constituyente para volver a tener “una sociedad justa, amable y digna”.

Este viernes 16 de abril, el décimo noveno invitado a Ganas de Conversar, el programa liderado por Patricio Fernández, candidato constituyente por el distrito 11 de la Región Metropolitana, fue el escritor, tarotista y ancentrólogo, Pedro Engel.

En el diálogo, Pedro analizó el Chile actual, señalando la existencia de una “falta de alma en el país, que el proceso constituyente podría llegar a devolver. En ese sentido, determinó la importancia del amor, de la cultura, del arte, y de la irrupción de la mujer como claves para llegar a conseguir la fraternidad necesaria para salvar la crisis del sistema mundial”.

¿Raro los tiempos que corren no?

Raro, pero esperado. Todos mis maestros, hace unos 20 años, me dijeron que iba a haber u tiempo que iba a estar todo muy difícil. Adrianita de Malloco, me decía que la gente se iba a morir, en una semana cinco amigos y guau, yo decía como va a pasar todo eso. Tiempos difíciles, la gente asustada y me dicen porque no lo dicen antes, y yo lo llevo diciendo como hace 20 años todos los días.

La pandemia, el estallido social, la irrupción de un mundo. Hablamos de este tiempo

Son tiempos de crisis, según las vedas se llama Kaliyugaes la época de la oscuridad. Ya que vienen de antes que la sociedad sea luminosa. Una sociedad justa, amable y digna para los seres humanos, pero antes de que esto sucede tiene que venir esta especia de purga de lo que nos esta pasando. Una cosa que siempre me duele mucho de la sociedad es que los unos y los otros, los de acá dicen que los toros son malos, y los de allá dicen lo mismo. La muerte se asomó al balcón y nos igualó. De alguna manera todos nos estamos muriendo, el mundo esta en crisis, el sistema cayó. Me acuerdo en la época de las torres gemelas, escribí un artículo que decía que cuando Saturno entrara en Capricornio, el sistema patriarcal se iba a derrumbar. No pensé tener la suerte de vivirlo, estoy agradecido en vivir estos tiempos, que el sistema que conocimos, que tiene fecha de vencimiento, llegó. Estoy contengo que se derrumbe esto. Me preocupa mucho la nueva constitución, porque si no va a empezar con algo así como amémonos los unos a los otros, será lo mismo que antes. Si no incluimos el alma no tendremos ningún avance.

El cambio no es solo en el ciclo chileno. Es un cambio como de la Edad Media al Renacimiento. Si antes se descubrió la imprenta, antes se descubrieron nuevos continentes, cayó el Imperio Romano de Oriente, la aparición de la internet, sabemos que no podemos destruir el planeta, irrumpió la mujer, el imperio Chino, etc. Parece que estamos en un cambio muy grande

Totalmente, es un cambio no solo chileno, sino que la sociedad desalmada es de todo el mundo. Estoy agradecido para presenciarlo, pensé que no me iba a tocar. A mis 70 años estoy viendo como se derrumba un sistema y un mundo que ya no existe más. Vamos a tener que aprender a vivir de nuevo y ojalá que aprendamos a vivir con alma. Eso es lo que digo que ojalá que todo este esfuerzo por una nueva constitución sea una constitución, donde se incluya la espiritualidad del ser humano, porque sin espiritualidad vamos a volver a lo mismo sin avanzar un paso.

¿Que significaría que la Constitución de Chile tuviera alma?

Es que partiera como te digo, amémonos los unos a los otros. La dignidad viene de la igualdad en el amor, de reconocimiento. Si dividimos el mundo en dos, entre los buenos y los malos vamos a volver a lo mismo. Yo soy una persona optimista. Tiene que suceder, tiene que haber un cambio en el que entre una luz del alma. En televisión nunca se puede hablar del alma, tenía que dar horóscopo para disfrazar el alma. Llevo 40 años, y nunca he podido comentar una novela, una literatura, música, eso es alma. Una sociedad en la que no está incluida el arte, la poseía la literatura, es una sociedad que siempre va a tocar techo porque sin el arte no hay sanación.

¿Tú ves una particular violencia? ¿Hay rabia? A veces me da la impresión de que incluso ha ido construyéndose un extraño concepto de la virtud, como si la bondad fuera acusar al malo o descubrir al culpable en vez de hacerla un quehacer propio.

Concuerdo toda la razón. Hoy juzgamos mucho al otro y eso en las redes sociales, todo el rato nos estamos juzgando, como si fuera algunos mejor que los otros. Yo no me siento mejor que nadie. Quiero que cada ser humano se juzgue a si mismo en su conciencia. La vida termina en mi aceptación y en lo que tu eres, no me gusta esto que la gente se cree superiormente mejor, diciendo mira lo que hizo este o el otro y porque no decir mira lo que hice yo. Intentar todos los días ser un poquito mejor persona, aportando a la sociedad con bondad, alegría, con cultura, con arte, porque no tratamos de igualarnos y de mirarnos a los ojos. Yo pienso en los tres principios de la revolución francesa, la igualdad, la libertad y la fraternidad. No vamos a decir que tenemos libertad e igualdad, pero a menos resuenan en el alma. Pero fraternidad no la escucho, este no es un mundo entre hermanos.

¿Te parece que el proceso constituyente es una invitación a un proceso sanador? ¿Un proceso de encuentro en el que están todos convocados?

Totalmente. Esto es parte de una sanación, porque estamos muy enfermos como sociedad. Quiero ser optimista, y pensar que es el principio de una sanación colectiva y mundial. La gente dice, tu creí que van a soltar el poder, es que yo creo que no lo van a soltar, sucederá de una manera mágica y misteriosa como todo lo que ha sucedido hasta ahora. Yo creo que llegará un momento que el planeta estará en una crisis tan grande, que tendremos que aplicar la fraternidad si no, no vamos a sobrevivir. No es que los poderosos se van a poner caritativos, sino que la emergencia espiritual del planeta hará que esto cambie.

Cuéntanos del cabildo espiritual que realizaste en La Reina

En ese cabildo nos reunimos a plantearnos que era el quehacer espiritual, que hacíamos las personas que trabajábamos en esta área de la vida. Fue muy bonito lo que se planteó, inquietudes, pero siento que desde ahí salió algo muy bonito, nos miramos, no nos conocíamos. Yo solamente lo puse en las redes sociales. Salió otra instancia que se llamó sanando el alma de Chile, con varias machis, ritos, se desató un movimiento que como digo yo, pero no estoy en la frontera de la política activa, mi política es la espiritualidad. Alguna vez fui joven, viví pal 73, fui preso torturado, pero ahora estoy desde otro lado, porque a los 70 tienes una mirada de la vida, que tiene que ver más con el alma.

Todos los diálogos del programa Ganas de Conversar, los puedes revivir en la cuenta de Instagram @patofdez, en el Facebook Pato Fernández y el canal de YouTube, patocandidato.

Revive la entrevista completa aquí