Patricio Fernández

El noticiero

Ganas de Conversar

Karoline Mayer sobre el debate constitucional: “Necesitamos salir de la gestión Neoliberal que ha castigado de manera social, cultural y económica a las mujeres del país”

Compartir:

Por Patricio Fernández

8 de marzo de 2021 — Ganas de Conversar

Cristo Vive, la fundación que creó y que actualmente preside la religiosa alemana, hoy atiende a 30 mil personas en 21 centros en ocho comunas de Santiago, mediante un modelo participativo que busca erradicar la pobreza extrema del territorio.

Este lunes 8 de marzo, la novena invitada a Ganas de Conversar, el programa radial liderado por Patricio Fernández, candidato constituyente por el distrito 11 (La Reina, Lo Barnechea, Las Condes, Peñalolén y Vitacura), fue la creadora y presidenta de la Fundación Cristo Vive, Karoline Mayer.

En el diálogo, la alemana que recibió la nacionalidad en 2001 por gracia debido a su ardua labor social, abordó en la conversación, la situación actual de las mujeres en el país, la importancia de la educación en las nuevas generaciones, la postura de la iglesia en temáticas como el feminismo, su postura con relación al aborto, y la realidad nacional en cuanto a los índices de pobreza extrema que viven los sectores más vulnerables de la Región Metropolitana.

Tu ya tienes cierto recorrido. ¿Te impresiona más los progresos en el mundo de la mujer en cuanto a sus derechos o te impresiona más las injusticias que se sufren y las discriminaciones?

Yo en realidad vivo las dos situaciones. Me alegro con todos los avances que pueda haber. Cuando veo a un papá con su hijo en el hombro en la calle. Cuando yo llegue al país en las poblaciones, hubiera sido revolucionario que un padre tenga un hijo en los brazos. Eso es un símbolo de lo que te puedo decir. En enero, de 1970, hicimos la primera reunión con los padres de nuestro jardín infantil, hombres, porque mi compañera decía que todos los niños tenían un papá. Ojalá de que una vez los papas aparezcan en el jardín infantil. No mamás. Jamás olvidaré cuando los hombres compartían sus propias experiencias con sus propios padres. De ahí empezamos un trabajo con ellos. Hoy tenemos un maravillo avance en lo que han sido los años de formación.

Por supuesto esta conciencia en la mujer fue transmitida de mujeres a mujeres, porque en un momento las que más aumentaban el machismo eran las mujeres, que mandaban a las niñas a la cama y no al hermanito. Era frecuente que las hermanitas llevaban hasta la bolsa del colegio del hermanito. Eran impresiones muy fuertes. Esto ha cambiado. Sin embargo, creo necesitamos estar unos pasos adelante. La mujer es portadora del amor. La mujer tiene una sensibilidad especial. También los hombres aman. La mujer nos puede ayudar muchísimo a una cultura de amor que necesita el país y superar ante todo la violencia. Las mujeres salen a la protesta no violenta. Podemos gritar, expresar los dolores, pero siento que en esto necesitamos seguir avanzando. Y el dolor mío, todavía en la población, la mujer lleva la parte más dura. Trabaja más. Nuestras tías educadoras de los Jardines infantiles llegan a las 8:30 en punto para atender a los niños y están nueve horas trabajando. Cuando llegan a su casa atienden a sus hijos y a sus maridos. Necesitamos generar conciencia.

Tu dijiste que la mujer aporta amor, o un tipo de amor por lo menos. ¿Cuál crees tu que va a ser un aporte interesante de la mujer en la nueva constitución? Porque la mitad de los miembros serán mujeres. Por otra parte, ¿Cuál sería una gran demanda feminista?

Nosotras sabemos que en general el hombre es mas estructurado. Busca más la contribución de organizar y aportar su capacidad para la gestión. En algún momento, la mujer es más creativa, tiene más imaginación e intuición. No quiero decir que los hombres no tengan parte espiritual. Para nuestra Constitución, creo que si algo necesitamos es ante todo salir de un modelo de gestión de país Neoliberal Capitalista, que se ha instalado con toda la furia como en ningún otro país del mundo, y las que más han sido castigadas por este modelo económico, que traspasa todo el que hacer social, cultural, espiritual de nuestra nación, son las mujeres. La mirada de la mujer, para lo que se requiera de una vida digna y que aporte a la sociedad, espero que aporten esta otra visión, en vez de la pelea dura por el éxito económico en todo lo que se mide en la privatización de la sociedad; que volvamos a lo comunitario.

En algún momento decían que las mujeres son chamullentas, conversadoras, algunas veces podemos tener esas características, pero en la parte que se requiera construir comunidad, las mujeres pueden aportar en la Constitución la mirada de una comunidad nacional. La mujer tiene mayor experiencia, una sensibilidad mayor y también al lado de lo racional, que se necesita aportar, por el derecho a la justicia, pueden acompañar la visión masculina. Ante todo, también, en la educación. Necesitamos llegar a una mirada nueva. Imploro a los constituyentes, que una de las posibilidades de un crecimiento verdadero de un país es la educación. No quiero en vano, mencionar Finlandia. Formar personas para que formen nuestro futuro, realmente necesitamos invertir. No se puede dejar solamente a un sector de la sociedad. Necesitamos un trabajo profundo. Como en los años 60 y 70, un tremendo esfuerzo que se había hecho para un país donde todos se formen para aportar al país.

Una de las cosas que vamos a tener que discutir en la educación, es el propósito. Porque hasta aquí la discusión es sobre quien abastece la educación. Pero hemos discutido poco cual es el sentido cívico, social y comunitario. Para que se educa.

No podemos excluir la parte espiritual. No hablo de Religión no de iglesia, sino que en el sentido profundo. Creo que si hacemos el esfuerzo es posible. Nuestro país tiene todo por hacer, depende de todos nosotros. Cada uno necesita aportar.

No puedo dejar de preguntar. ¿Tú crees que en la iglesia esto va a cambiar? Tu eres monja y conocerás desde adentró que no es una institución precisamente feminista.

Creo que estamos avanzando a pasos gigantescos. Muchas más mujeres asumen responsabilidades dentro de la iglesia. No como monjas, sino como discípulas de Jesús. Una forma nueva de reflexión en la iglesia liberadora. Yo puedo invitar a mis hermanas de la comunidad de la población, que se pongan de pie y que se atrevan a celebrar, a invitar, a hablar. Que asuman ante todo ahora, su responsabilidad y su llamado interior. La iglesia tiene un gran cambio por delante, pero no será sin nosotras. No necesitamos tener miedo. Tenemos un papa que no lo dice en forma directa, pero estoy segura de que el, espera que las mujeres se pongan de pie. No solo lo necesitamos en Chile, sino que en la humanidad. Si yo no me pongo de pie, nadie nos pondrá de pie. Estoy feliz, en América Latina hemos realizado grandes avances. En Alemania han puesto reclamos en las catedrales, lo que encuentro muy bien. Junto trabajamos las mujeres con el hombre, no compitiendo. Juntos a colaborar, es mi sueño en la iglesia también.

¿Cómo ves el tema del aborto?

Lo he vivido miles de veces. La primera cosa es cuando una mujer viene a pedir un aborto, voy a preguntar por qué quiere abortar. Si esta consciente lo que quiere hacer, no le voy a imponer lo que deba hacer. Pero si la voy a acompañar, aunque sea por necesidad si es que no tiene a quien reciba su hijo. Yo he visto, que una niña de cuatro años llega llorando que su mamá se desangra. Ella había hecho un aborto hechizo porque el marido la había abandonado. Ella murió. No pudimos salvarle la vida. Esos son dolores muy fuertes. Si una mujer toma la decisión de abortar, yo voy a respetarla. No puedo de otra manera. Se necesita medios, para poder dignamente recibir su hijo y tener la fuerza de corazón, pero no la voy a obligar. Es su libertad. Hoy están todas las posibilidades de prevenir. Los métodos de anticoncepción, una posibilidad de enseñar y apoyar a personas que no desean tener un embarazado o tener un hijo. Esta dentro de nuestro programa de Salud del Estado. Toda persona tiene derecho a un buen acompañamiento para decir su situación como persona con relación a un embarazado. No se puede inyectar un idealismo. En toda mi historia, en el mundo muy pobre, en su momento no tuvimos acceso a los anticonceptivos. En un momento los sacaron de los consultorios en el tiempo de la dictadura. Incluso prohibieron las píldoras. No quería que se les dieran a las personas. Viví el drama de las mujeres. Le tengo un gran respeto a toda mujer. En libertad, ella decide. Nadie conoce el dolor de la persona que toma la decisión.

Karoline, tu has hecho tu vida con los pobres. Nos conocimos en la Quinta Bella, a fines de los 80. Estas en Cristo Vive en Recoleta. Has recorrido la vida de los pobres en la ultima década. Se supone que los pobres están menos pobres, que el crecimiento económico ha multiplicado por cinco el crecimiento per cápita. Y que, si bien unos están muchos mas ricos que otros, los pobres están menos pobres. ¿Es verdad?

Puedo decir que la realidad es una realidad distinta. Te puedo decir, me da vergüenza decirlo, que el sueldo mínimo de Bolivia ES EL MISMO DE Chile, solamente que en Bolivia la vida cuesta la mitad. Cuantas personas en Chile ganan el sueldo mínimo. Más del 50% ganan menos de 400 mil. Menos el 20% por las imposiciones y la salud, entonces tú tienes un ingreso que no alcanza para la familia. No alcanza para mantener a tres o cuatro personas. Cristo Vive a puesto un sueldo mínimo de 500 mil pesos de todos los trabajadores de la fundación. Pensando que es algo de justicia. Para una familia, aun así, necesitan que la otra parte trabaje. Si se trata en mi población, de estas casitas que tu conoces, te va a costar 250 mil pesos. Con el sueldo mínimo, imagínate. Quien va a pagar, nadie puede arrendarse una casa a menos que todos trabajen firmemente. En ese sentido, tenemos más dinero, más oferta y consumo, pero acosta de que las personas en realidad, nuestro pueblo, trabaja como nunca, como chinos.

Yo creo que hay un tremendo empobrecimiento porque no hay empleos a medio tiempo. Las educadoras nuestras, me duele el alma, las personas que trabajan todo el día, mujeres que son madres, el niño necesita una atención después del jardín a las 17:30. Al menos una hora para llegar a la casa. Diez horas fuera de la casa. Este es un empobrecimiento de vida, el trabajo puede que te distraiga, pero la angustia en la casa para mantener la pareja, para mantener la vida familiar. Bendito sea el sábado o el domingo, ojalá puedan dormir un poco más. El lavado la ropa, esto realmente es nuestro pueblo. Yo le tengo un tremendo respeto. Esto ha crecido de a poco. EN su momento las mujeres tenían medios trabajos que hacían un aseo tres veces a la semana. Pero hoy para solventar la vida que el consumo ofrece hay que darle duro. Eso es el empobrecimiento. Yo en Chile prohibiría la tarjeta, endeuda hasta más de la tusa dice la gente. Mucha gente con el 10% han tratado de pagar algo de sus deudas y no les vaya a estrangular. Las cifras pueden mostrar, pero no es ningún secreto cuantos endeudados hay y cuantos significa esta angustia escondida. Porque no se puede mostrar. No sabemos calcular. El engaño es tremendo, no puedes salir. Esto es la pobreza hoy día. Esto me hace sufrir muchísimo. Que la persona no pueda entender la envergadura o que esto se comunique.

Todos los diálogos del programa Ganas de Conversar, los puedes revivir en la cuenta de Instagram @patofdez, en el Facebook Pato Fernández y el canal de YouTube, patocandidato.

Revive la entrevista completa aquí